Administracion de Fincas Sevilla. Asesoria Sevilla y gestoria.

Blog

CONTAGEMP

Blog de Contagemp. Asesoria y Administracion de Fincas 2.0
Jul02

Nuevas ayudas para autónomos y ERTES

Categories // Laboral, Autónomos

Medidas sociales de reactivación de empleo en la nueva normalidad

Nuevas ayudas para autónomos y ERTES

El pasado sábado 27 de junio de 2020 se publicó en el BOE el Real Decreto de de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial.

En la publicación vamos a detallar las medidas que se van a llevar a cabo a partir del 1 de julio.

 

 

NUEVO CESE DE ACTIVIDAD A PARTIR DE JULIO

El nuevo decreto aprobado por el Gobierno elimina la prestación extraordinaria por cese de actividad aprobada en marzo con motivo del estallido de la pandemia, que consistía en un ingreso de 660 euros y en la exención de la cuota de cotización al RETA.

Sin embargo, los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad prevista en el artículo 17 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, podrán solicitar la prestación por cese de actividad prevista en el artículo 327 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

La prestación por cese de actividad será compatible con la actividad, aquellos que acrediten una caída de la facturación del 75% en los meses de julio, agosto y septiembre de 2020 respecto al mismo periodo de 2019 y cumplan una serie de requisitos establecidos:

 No haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros (1.939,58 euros mensuales).

 Estar afiliados y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia (RETA).

 Tener cubierto el período mínimo de cotización por cese de actividad de al menos 12 meses.

 Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. En caso de no estarlo se invitará al pago se invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas y regularice así su situación con Seguridad Social.

Esta prestación será incompatible con el trabajo por cuenta ajena y con cualquier prestación de seguridad social que el beneficiario viniera percibiendo salvo que fuera compatible con el desempeño de la actividad como trabajador por cuenta propia. Asimismo será incompatible con el trabajo por cuenta propia cuando los ingresos que se perciban durante el año 2020 superen los 4.987,50 euros.

El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras.

Podrá solicitarse en cualquier momento durante el periodo comprendido entre la entrada en vigor de la norma y el mes de septiembre, pero podrá comenzar a percibirse con efectos de 1 de julio de 2020 siempre que la solicitud se presente dentro de los primeros quince días naturales de julio.

Si se presenta más tarde, se contabilizará el importe de la prestación y sus beneficios desde el día siguiente al de la presentación de la solicitud.

Muy recomendable que el autónomo tenga la certeza de que sus ingresos van a caer por encima de este umbral. Si, finalmente, los ingresos no cayeran por encima del 75% durante este tercer trimestre -respecto al mismo periodo de 2019, el autónomo tendrá que renunciar antes del 31 de agosto y devolver la prestación recibida.

FORMA DE SOLICITAR ESTA PRESTACIÓN

 Copia del modelo 303 de autoliquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), correspondiente a las declaraciones del segundo y tercer trimestre de los años 2019 y 2020.

 Copia del modelo 130 correspondiente a la autoliquidación en pago fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020 a los efectos de poder determinar lo que corresponde al tercer y cuarto trimestre de esos años.

 Los trabajadores autónomos que tributen en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por estimación objetiva (modelo 131) deberán aportar la documentación necesaria o cualquier otro medio de prueba admitido en derecho que sirva para acreditar los ingresos exigidos.

La cuantía de la prestación será el equivalente al 70% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desempeñada en el régimen de autónomos.

Durante el tiempo que el autónomo esté percibiendo la prestación deberá ingresar a la Seguridad Social la totalidad de su cuota. Después, la mutua abonará al trabajador por cuenta propia, junto con el importe de la prestación, las cotizaciones por contingencias comunes.

 

NUEVAS BONIFICACIONES PAGO CUOTAS AUTONOMOS CON CESE 

A partir del 1 de julio de 2020, el trabajador autónomo incluido en el RETA que viniera percibiendo el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad prevista en el artículo 17 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, tendrá derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional con las consiguientes cuantías:

100% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.

50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.

25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

Si bien, la exención de cotización será incompatible con la percepción de la prestación por cese de actividad, por lo que no se beneficiarán quienes compatibilicen el cese de actividad con estas bonificaciones.

 

AMPLIACION ERTE HASTA SEPTIEMBRE

A los ERTE de fuerza mayor total vigentes actualmente se les aplicará una exención en las cotizaciones empresariales del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre en el caso de empresas con menos de 50 trabajadores.

Para las empresas con más de 50 empleados, la exoneración de cuotas será del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre. Estos porcentajes son menores que los establecidos hasta el 30 de junio, que eran del 100% para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% para las de más de 50, pero a cambio esta figura no desaparece con la llegada del 30 de junio.

En el caso de empresas que actualmente están activas pero que se vean obligadas a cerrar como consecuencia de un rebrote del virus, se permitirá que puedan acogerse a un ERTE de fuerza mayor total, que contaría con una exoneración de cuotas para las empresas del 80% si su plantilla es inferior a 50 trabajadores y del 60% si tiene más de 50 trabajadores.

Para los ERTE de fuerza mayor parcial y los ERTEs por causas objetivas (técnicas, organizativas, económicas y de producción), las exoneraciones a las empresas serían las mismas: para las empresas de menos de 50 trabajadores alcanzarían el 60% por los trabajadores que volvieran a la actividad y el 35% por los que siguieran en el ERTE, mientras que para las de más de 50 trabajadores serían del 40% por cada trabajador que se reincorporara a su puesto y del 25% por el que siguiera en el ERTE.

Los ERTE de causas objetivas pasarían así a tener exenciones de cuotas, antes sólo aplicables a los ERTE de fuerza mayor. El objetivo es facilitar la transición de los segundos a los primeros ahora que ya ha finalizado el estado de alarma. Así, las empresas y entidades afectadas por ERTE de fuerza mayor deberán proceder a reincorporar a los trabajadores, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

Las prestaciones por desempleo asociadas a los ERTE (que se conceden sin necesidad de cumplir el periodo de carencia y que implican 'contador a cero') se mantendrán hasta el 30 de septiembre, salvo las de los fijos discontinuos, que se prolongarán hasta el 31 de diciembre.

 

LAS EMPRESAS EN ERTE NO PODRÁN CONTRATAR

La norma prohíbe a las empresas en ERTE la realización de horas extraordinarias, el establecimiento o la reanudación de externalizaciones de la actividad y la concertación de nuevos contratos. Sólo podrán contratar o externalizar tareas si los trabajadores de su centro de trabajo no pueden por formación, capacitación y otras razones objetivas o justificadas, realizar las funciones encomendadas al empleado que se contrata o a la externalización.

La nueva regulación que se da hasta septiembre extiende a los ERTE por causas objetivas la prohibición de acogerse a este procedimiento si la empresa tiene domicilio en un paraíso fiscal. Tampoco podrá repartir dividendos, salvo si abona previamente el importe de las exoneraciones disfrutadas. Esta limitación no será de aplicación a las empresas que, a 29 de febrero de este año, tuvieran menos de 50 trabajadores en plantilla.

Al mismo tiempo, se extiende el compromiso de mantenimiento del empleo de seis meses a las empresas que realicen ERTE por causas objetivas. Para las empresas que se beneficien por primera vez de las exoneraciones de cotizaciones asociadas a estos ERTE, el plazo de seis meses en el que estarán obligadas a mantener el empleo se computaría a partir de entra en vigor del nuevo decreto.

La norma mantendrá hasta el 30 de septiembre la "prohibición" que estableció el Gobierno al despido por causas objetivas y la suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad.

 

CONTACTA CON NOSOTROS
Por teléfono: 955313226 y por correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Y a través del formulario de contacto de nuestra web: http://www.contagemp.es/contacto

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.